JURASSIC WORLD: BATTLE AT BIG ROCK NOS DA MUCHAS PISTAS SOBRE LO QUE SE VENDRÁ CON JURASSIC WORLD 3

Hace unos pocos días, Colin Trevorrow anunció que había estado preparando en secreto un cortometraje muy especial, llamado Jurassic World Battle at Big Rock, y esa noticia nos emocionó a fans y a espectadores casuales a partes iguales. Después de mucho tiempo sin saber nada de la franquicia y habiéndola acabado con unos dinosaurios desde la réplica de la Torre Eiffel de Las Vegas, los fanáticos finalmente hemos recibido un buen homenaje a las películas de la saga de Spielberg y un buen puente hacia el último capítulo de la trilogía que tiene previsto su estreno en junio del año que viene.

Si quedaban algunos escépticos (después de haber desarrollado en dos películas la idea de crear animales genéticamente modificados), este cortometraje de ocho minutos demuestra que Trevorrow y la co-guionista Emily Carmichael tienen la franquicia bajo control. Y eso, a estas alturas, es una gran señal, que nos ha dejado tranquilos a más de uno.

SPOILERS:

Battle at Big Rock se desarrolla un año después de los eventos de Fallen Kingdom. Comienza en de noche, medio del bosque, con una familia reunida de acampada, alrededor de una fogata con su autocaravana. De repente, la diversión se detiene cuando un Nasutoceratops entra en el camping con su cría y su pareja no muy atrás, en busca de comida. Con estos dinosaurios herbívoros a la vista, (aunque sean muy intimidantes) nuestra familia aún puede disfrutar de la naturaleza prehistórica en acción. Eso cambia cuando un Allosaurus adulto destroza el campamento e intenta devorar a la cría del Nasutocerops. Se produce una batalla entre la familia Nasutoceratops y el Allosaurus antes de que el terópodo depredador cambie su atención a la familia humana que se esconde en su caravana. Afortunadamente, nuestros protagonistas humanos sobreviven al ataque, salvados por la hija menor de estos que usa una ballesta con gran maestría.

Con tan solo un vistazo a este cortometraje, podemos intuir que la trama de Battle at Big Rock es muy simple, los dinosaurios ahora se están desarrollando y se están expandiendo ya no solo por todo el continente americano, sino presumiblemente por todo el mundo. Sin embargo, si miramos con un poco más de detenimiento el corto, podremos ver que todas las aspiraciones de Trevorrow para con la franquicia están aquí.

El director nos aseguró en el pasado que Jurassic World 3 no contará con estos gigantes reptiles aterrorizando ciudades densamente pobladas.

Fue siempre muy específico sobre el tipo de mundo que quería ver. En una entrevista el director explicó: «El mundo por el que me emociono es aquel en el que es posible que un dinosaurio salga corriendo frente a un coche en un camino brumoso, o invada un campamento en busca de comida.» Es un enfoque basado en los dinosaurios rampantes. Trevorrow dejó muy claro que la franquicia no estaba construyendo una batalla climática enfrentando a los humanos contra los dinosaurios, explicando que el suyo es «un mundo donde la interacción de los dinosaurios es poco probable pero posible, de la misma manera que cuidamos a los osos o tiburones. Cazamos animales… invadimos su territorio y pagamos el precio, pero no vamos a la guerra con ellos»
Si bien eso puede sonar un poco manso en comparación con las batallas y persecuciones de monstruos gigantes que llenaron las dos películas de Jurassic World, Battle at Big Rock nos muestra cómo ese concepto es el siguiente paso natural de la franquicia.

La franquicia Jurásica en su conjunto siempre ha intentado mostrar los esfuerzos inútiles de la humanidad por controlar y dirigir la naturaleza. InGen intentó reproducir, controlar y explotar a los dinosaurios resucitados y eso le explotó en la cara una y otra vez, con cada desastre empeorando progresivamente hasta que finalmente, los dinosaurios fueron liberados del confinamiento en Isla Nublar y el Lockwood Estate sin esperanza de deshacerse de ellos. Como dijo Eli Mills en Fallen Kingdom, «No se pueden volver a poner en la caja», lo que significa que los seres humanos simplemente tendrán que adaptarse y aprender a vivir con estas antiguas bestias. Battle at Big Rock nos muestra lo difícil que será con una de sus últimas escenas antes de los créditos.

Al final del corto, la cámara se aleja lentamente para revelar a la familia asustada sentada en los restos destrozados de su autocaravana. Es una imagen poderosa que captura el tema de la franquicia, recordando a los espectadores que en este mundo, los humanos no son dioses entre estos animales, de hecho, en más de una ocasión, las personas son simplemente espectadores atrapados en el caos de la naturaleza. Al menos una parte de eso podría haberse perdido debajo de las secuencias de acción, pero eso es comprensible en un cortometraje. No podemos esperar nada como la discusión en profundidad de la ética y las consecuencias que aparece en el Parque Jurásico original.

Aquí hay una visión, además de ser la última entrega de la trilogía de Jurassic Park. Con lo que se ha logrado en Battle at Big Rock, los fans pueden estar seguros de que Trevorrow y Carmichael podrán equilibrar la acción con el drama en Jurassic World 3. Si la película con la que se concluirá la trilogía se basa con éxito en todo lo que se ha configurado temáticamente en este corto, la trilogía actual habrá coronado brillantemente a la trilogía predecesora.

Dirigida por Colin Trevorrow, Jurassic World 3, protagonizada por Bryce Dallas Howard y Chris Pratt, se estrenará el 11 de junio de 2021.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar